LA PRIMAVERA Y EL ELEMENTO MADERA SEGUN FILOSOFÍA ORIENTAL

5 Elementos MCLA PRIMAVERA Y EL ELEMENTO MADERA SEGUN LA FILOSOFÍA ORIENTAL
La filosofía oriental, con sus presupuestos del Yin y del Yang y su teoría de los Cinco Elementos nos ofrece una base de conocimiento práctico y a la vez global de la personalidad de cada ser así como de todos los ciclos de la naturaleza. Y el acercarnos a su enfoque nos permite ir transformando nuestra mente analítica, más occidental, en una visión más analógica, más holística.
Este paradigma tradicional chino representa todos los aspectos del universo y ciclos naturales de la tierra, en lugar de los elementos químicos de la ciencia occidental. Este paradigma se compone de 5 fases, ideas, emociones, estaciones y virtudes que se resumen así:Image
La metáfora del elemento Madera se simboliza en la naturaleza verde en Crecimiento. El ciclo anual correspondiente a la Madera empieza en Primavera, que justo acaba de iniciarse. Este año 2019 lo ha hecho el día 20 de marzo, un equinocio(duración del día igual a la de la noche) primaveral que ha coincidido además con el fenómeno astronómico-astrológico de una luna llena en el primer grado de Aries del Sol, y de Libra por parte de la Luna. Toda esta coyuntura augura un inicio de ciclo anual muy poderoso, con una acentuada impronta creativa, y una fuerza vital muy grande, la pura expresión del elemento Madera.
Según el ciclo Shen(ciclo de construcción) de la Medicina Tradicional China (MTC), al elemento Agua que representa el invierno, le sigue la Madera. El elemento Madera se alimenta de los arroyos del elemento agua. Si el Agua representa la gestación de un nuevo ser, la Madera es su nacimiento y su fase inicial de vida; es el brotar de la semilla que ha estado hivernando y que por fin sale a la luz con la fuerza generadora del elemento Madera.
La imagen más afín es la del Arbol al romper el cascaron de la semilla y su tallo ascendiendo, atravesando la tierra que la sostiene e inicia el proceso de Crecimiento con fuerza, buscando la luz, empezando un nuevo ciclo en un estallido de vida. Es así que el elemento Madera, la Primavera, representa un volver a nacer, una nueva oportunidad de empezar.
El elemento Madera proporcionará el combustible para el elemento Fuego, contribuyendo a su desarrollo. La Madera a su vez controla el elemento Tierra penetrándola con sus raíces y manteniéndola en su sitio. A la Madera la controla el Metal, que la corta y puede destruirla o transformarla.
El Hígado como meridiano y órgano yin y la Vesícula Biliar como meridiano y viscera yang corresponden al elemento Madera y las emociones principales asociadas son la rabia y el enfado, en todas sus facetas y graduaciones, hacia un@ mism@, hacia los demas o hacia algo. No obstante, esta rabia o ira es la fuerza más potente y la más poderosa para conseguir los cambios que nos propongamos. El Viento se asocia a la Madera (en exceso produce tormentas, torbellinos, huracanes….). La rabia se expresa gritando (a través del viento) y se exterioriza mediante los ojos y las lágrimas. La Vista es el sentido asociado. Como se ve el mundo y lo que se mira al enfocar la vista tiene que ver con la capacidad de adaptación a la realidad. Al mirar no se ve todo lo que hay, sino sólo aquello en lo que enfocamos nuestra atención.
Los tendones y uñas estan relacionados con la Madera. La flexibilidad de las articulaciones, unidas a huesos y músculos por los tendones, se puede asociar a la capacidad de cambio, teniendo que ver con andar, aceptar y adaptarse a nuevas realidades. El andar es la acción relacionada, la cual ayudará a relajarse y a recuperar el equilibrio perdido. Es por todo esto que la verdadera fuerza de la energía de este elemento es la capacidad de Transformación y de Adaptación. Los músculos asociados son el deltoides, y el pectoral mayor external, con los que en Kinesiología se monitoriza el estado de dichos meridianos, en exceso, en defecto o bloqueados. La sensación de resentimiento o de enfado, las ganas de pelear o de gritar, forman parte de este elemento. Cuando se tienen problemas, la reacción espontánea es enfadarse, gritar o estar resentid@s porque nos sentimos “impotentes” para asumir las circunstancias. El resentimiento y la frustración pueden frenar nuestra evolución vital y nuestra capacidad de adaptación necesaria en el caminar hacia el futuro.
A fin de que este proceso sea lo más creativo posible lo ideal es estar con la conciencia plena y disponible al máximo en el presente. Es importante que los handicaps negativos del proceso anterior , del elemento Agua, que son los Miedos especialmente, estén localizados y sobre todo reconocidos y aceptandos, para así poder abrazarlos y posibilitar su transmutación. Uno de los peligros del elemento Madera se podría resumir así “ El miedo a la vida generado por la falta de confianza puede llevarle a un estado de Apatía y Miedo a Crear”.
Por todo ello, lo mejor será utilizar la fuerza interna, la capacidad de cambio, la flexibilidad, la creatividad, la innovación…para adaptarse y dar un giro a los que nos pasa, transformarse y convertir el problema que nos disgute en un reto de crecimiento personal.
Es por tanto esta Primavera una oportunidad para transformarnos, para renacer y abrirnos a la Creatividad, y a colaborar en la Creación de un Mundo Nuevo, un Mundo Mejor, más Libre, más Auténtico, más Coherente y con más Creatividad.

Júlia Pujol Sendra

14 test musc
http://www.espaiholysticdanna.com

Tel.665611976

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s