Meditaciones de Luna Llena

 

Las fases de la Luna

Cada veintiocho  dias la LUNA brilla  iluminada en todo su esplendor y plenitud. Justo cuando está a 180 grados del SOL,  justo enfrente, se produce este fenómeno cósmico  desde tiempos inmemoriables.

Es la danza que se establece entre la LUNA y el SOL  en un ciclo  que empieza cada mes en la Luna Nueva en la que los dos se unen intimamente. A partir de este momento se van distanciándo hasta el máximo que es la Luna Llena. Es en este  momento cuando la energía del Sol en el signo nos llega con más fuerza gracias a la diseminación que la Luna hace. El efecto dura desde un día antes del momento exacto, hasta un día después. Después el ciclo se invierte  y empieza el trayecto de vuelta hasta el próximo encuentro, que ocurrirá en el siguiente signo. Y asi es en un ciclo de 12 meses.

Según la tradición ,durante la Luna Llena tiene lugar un proceso de transmisión de energía en el plano espiritual que produce un efecto especial en el desarrollo de la humanidad. La energía, cualificada por la naturaleza y la influencia de cada período de luna llena, fluye hacia nosotr@s en la marea de vida que viene de nuestro SOl. Meditamos entonces en formación de grupo porque, cuando la luna  aparece “llena” en el cielo, la vía de comunicación de esta energía está muy abierta, clara y sin bloqueos.

El efecto producido tiene relación con el signo zodiacal en el que el Sol se encuentra en ese momento. Tod@s podemos sintonizar con este flujo energético mediante la meditación, bien sea individual o en grupo.  Las energías recibidas de esta forma reactivan nuestra voluntad de vivir y de transformación, necesarias  para nuestro desarrollo personal. Y luego, a través nuestro, fluir hacia toda la humanidad.

Por el trabajo de meditación, firme y continuo de numerosos individuos y grupos en todas las partes del muno, estos Festivales efectúan actualmente un anclaje subjetivo en la conciencia de la humanidad.

 Cada año, más y más personas de orientación espiritual están reconociendo la importancia de los tres Festivales espirituales principales de Aries, Tauro y Géminis como constituyentes de un flujo unido de energías que afectan a la conciencia humana.

La Pascua, o el Festival del Cristo Resucitado(en la Luna Llena de Aries), va seguido del Festival de la Luna Llena de Wesak, el Festival del Buda (en la Luna Llena de Tauro). Ambos se funden con la energía de la inteligencia de la raza humana durante el tercer Festival en Géminis (en la Luna Llena de Géminis) o día de la Energía de la Buena Voluntad. Aunque el cristianismo y el budismo están involucrados, estas meditaciones van más allá de las religiones, más allá de las estructuras sectarias. Son eventos cósmicos, a los que cualquier persona, de cualquier lugar, raza, cultura, origen, etc… puede acceder, pues la energía cósmica, al igual que la lluvia y que la energía solar, no discrimina y es generosa para con todos los seres. Es a través de estas puertas vibracionales que son lashoras antes y después de la Luna Llena que se puede acceder a esta energía con más intensidad.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s